"...Tengo ganas de leer algo hoy, me sangra la poesía por la boca..."
Este blog surge de la necesidad de crear un sitio virtual dedicado a la vida y obra del poeta Francisco Madariaga (1927-2000).
Necesidad de adaptar la difusión de la obra a los tiempos que corren, y utilizar éste como un canal más, e indispensable, para dicho cometido.

En el podrán encontrar: información biográfica y bibliográfica, listado de libros publicados, antologías del país y del exterior, listado de premios recibidos, fotografías, videos, audio, antología poética virtual, novedades editoriales, etc.

Esperamos que disfruten de su paso por aquí, lo utilicen como un sitio de consulta y lo difundan entre los posibles interesados.
Los saludamos e invitamos a sumergirse en este virtual
Rincón del Infinito.
"Entonces, a no gemir, mi lejano palmar,/ cuando yo muera,/ porque somos un pormenor de presencia de lo/ inmortal."

miércoles, 4 de marzo de 2009

País garza real - 1997



Sueño con Edgar Bayley junto al mar

No está esta “riqueza abandonada” a pesar
de la rompiente de este mar que hoy quiere
detenernos.
Yo igualmente atropello a esta barcaza de
las negaciones.
Para nosotros es siempre el mismo tiempo
de comunicaciones con imágenes de
agua,
y es el mismo labriego el que ara sobre los
pinos caídos y carcomidos junto a ese
mar:
tú y yo lo saludábamos ebrios con el ron
de los piratas cuyas ánimas frecuentaban
los bares de La Paloma,
y tú siempre aparecías como recién desembarcado
de aquella barcaza que sólo llegaba hasta una
rada,
en esa orilla que tenía sargazos de felicidad
y el infortunio propio de las corrientes
del azar con que dios se maneja entre los
caracoles y aserrines amarillos de las
olas que se alejan para retornar con
párpados de perdiz almendrada desde el
fondo marino.
Esas olas que acariciaban la legitimidad de
los muelles sin pescadores,
los muelles que se desvelaban cuando cantaban
los náufragos del desamparo,
celebrando tu presencia y la mía.

Encantamiento de Edgar, tienes el color de
aquella isla del pirata de la resurrección,
isla donde habitaba una tigra calzada de
palomas amarillas,
que se atrevió a adorarte con sollozos de
sol,
y con las sombras de sus pestañas
bordadas con la sangre de una pleamar de
estrellas.

Porvenir de la amistad, del amor y del sueño,
vienes por las huellas del invierno marino,
y aquí estoy yo por estas costas,
con el recuerdo de una mujer de labios rojos
negros,
y un pacto de sangre muy lejano.

Y estoy cantándote a contratumba.



Sombrilla de avellanas
a Elida Manselli

El agua en a colina-castillo.

Con sombrilla de avellanas
llegaba el mar a la tierra.

Un automóvil de mirada amarilla
era el invierno.

Un paloma sollozaba frente a una
golondrina de mar.

La vertiente llovía sobre las lilas
del paisaje.

En la suave licorería del otoño
bebían venadillas el color de una
sangre.

Los labios del amor son como los
del coral,
en cuyos arrecifes muere el luto.



Gauguin en la antesala

a Julio A. Martinez Howard


En un país de funcionarios arde el tiempo

de las familias asesinas.

Niñas que cargan la belleza de sus primeros

esplendores,

pero luego descargan sus collares,

depositan sus aros en los brillantes ventanales

de un cuarto de parientes.

Y Gauguin, rehuyendo los terrores del tiempo,

enjoya las bahías,

las doncellas del brujo,

las manos de los ojos,

ojos de los cabellos,

los ojos de los ojos del perfume.




Rasgada de topacio
A Olga Orozco, 1991


Le dije que se pusiera su sombrero

y dejara deslizar una arboleda de sol

por la orilla del mar.

Había tanta sonrisa en su boca sonora

y a veces frecuentaban sus labios los

bares del coral.

Su memoria barría los barrotes de todas

las prisiones.

Era la hija del sombrerero de dios que pasaba

en un celeste y rojo carruaje,

ardiendo de amor al regreso de los reales

horizontes,

y en el olor a su carrera de ayudante

salida del polvo de las hadas,

su tránsito real ardía ahogado por la

sangre de pleamar.

Ayudante rasgada de topacio en el corazón

de la inmortalidad.




Juan Sánchez Peláez


“Como sueña y sueña aquel trueno”


Así sueña mi sueño en el sueño de

un hada,

y en él me escondo y escucho cómo

dando “un paso hacia el jardín

y el desierto”

llega la amistad de un poeta y su

libro AIRE SOBRE EL AIRE.


¡Qué aire terrestre, que tierra de

aire!

salen de su poesía para remojarse y

sonreír como un fantasma de la

infinitud.


“Y quédense tranquilos nuestra vida

y muerte!



Se le olvidó una tropa

a Sofía Betania Madariaga


Aquel burrito de ancas blancas

se lo olvidó una tropa,

y surgido de un desierto de garzas.

Tenía todo el color del final de

la muerte,

y en la nariz traía el beso de las

rosas del cielo,

y para mí, su coronación con la

corona de la luna.

Hervía el cielo y caía el rocío de

ese fuego

sobre la santabárbara con techo de

maíz y de agua de mis sueños.

Yo no temblaba sino que bendecía al

corazón el Diablo.

Mis dios aún no era el infinito:

era un río,

que me había donado un sombrero de

mariposas de su agua rosada.



Viaje estival con Lucio


-Aquí ya empiezan a haber caballos-

me decía.

Y el viento del nordeste comenzaba a ser verde

entre los colores del agua de la infancia.

Estábamos ya muy lejos de los bronces, los

mármoles y los floreros pintados "al gusto de

la familia" en los cementerios municipales.


Todo aquello quedaba atrás, y el sueño del viejo

tren casi fluvial nos envolvía.

Mi pequeño hijo de siete años y yo teníamos en

las manos las ramas de las estrellas y

el resplandor lentísimo de los ríos rosados,

donde sangraba el sol de los caballos, las

vaquerías y las antiguas guerras.


Era el primer viaje solos en el tren marrón que

no quiere morir.




No hay comentarios:


(click en la imagen)

(click en la imagen)

IX Festival Internacional de Poesía en Medellín - Revista Prometeo

(PARTE 1) Entrevista en la Universidad Nacional de Entre Rios-Concepción del Uruguay 1997

(PARTE 2) Entrevista

(PARTE 3) Entrevista

AGRADECEMOS PROFUNDAMENTE LA GENTILEZA DE LA SECRETARÍA DE EXTENSIÓN UNIVERSITARIA Y CULTURA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE ENTRE RÍOS POR LA AMABILIDAD EN FACILITARNOS ESTE MATERIAL DE SU ARCHIVO. AGRADECIMIENTO ESPECIAL AL SR. HUGO LUNA, EL ENTREVISTADOR, QUE SE CONTACTÓ POR MEDIO DEL BLOG Y GESTIONÓ LA POSIBILIDAD DE CONTAR CON ESTE MATERIAL.

(PARTE 1) Recitado en la Universidad Nacional de Entre Ríos-Concepción del Uruguay 1997

(PARTE 2) Recitado

(PARTE 3) Recitado

Audio: Un adelanto de la nueva sección

Fuente: Francisco Madariaga, El tren casi fluvial (poemas en cassette), 1990, Ediciones Circe-Último Reino. Digitalizado a cd y facilitado por Daniel Chirom.

Novedad editorial 2009 Antología: "UN PALMAR SIN ORILLAS" (Ediciones en Danza)

En 1998, dos años antes de que falleciera uno de los más grandes poetas argentinos, Francisco Madariaga, aparecieron editados, casi maratónicamente, sus últimos cuatro títulos. Luego sobrevino el inexorable silencio que la literatura argentina reserva a sus grandes figuras, que ocasionalmente vuelven a redimirse con publicaciones en el extranjero. Afortunadamente, con el lanzamiento de Un palmar sin orillas, el destino permitió que un sello argentino rindiera el tributo necesario a una obra ineludible. Esta aguardada antología recopila poemas de todos los libros publicados por Francisco Madariaga, seleccionados por Javier Cófreces y Eduardo Mileo, con la cooperación de la poeta Élida Manselli, y además ofrece un dossier fotográfico del genial “Criollo del universo”. Fuente: http://www.edicionesendanza.com.ar/novedades/novedades.html - -
-
-

NOTAS PERIODÍSTICAS ACERCA DE:
"Un palmar sin orillas"

Haga click ---->
http://franciscomadariaga.blogspot.com/2009/07/notas-acerca-de-un-palmar-sin-orillas.html
-
-
-Madariaga no cantaba el paisaje, tenía “ese nativo puro que arroja paisajes por la nariz”, Madariaga era el paisaje.- L.M.

Francisco Madariaga Blog en la Revista Ñ del Diario Clarín (18/04/09)

Generación Abierta en radio - 31/10/09 - Entrevista acerca del blog

Emisión 111 del 31 de Octubre de 2009. Voces de la Memoria: Francisco Madariaga, en la voz de Lucio L. Madariaga. Diálogo en vivo.