"...Tengo ganas de leer algo hoy, me sangra la poesía por la boca..."
Este blog surge de la necesidad de crear un sitio virtual dedicado a la vida y obra del poeta Francisco Madariaga (1927-2000).
Necesidad de adaptar la difusión de la obra a los tiempos que corren, y utilizar éste como un canal más, e indispensable, para dicho cometido.

En el podrán encontrar: información biográfica y bibliográfica, listado de libros publicados, antologías del país y del exterior, listado de premios recibidos, fotografías, videos, audio, antología poética virtual, novedades editoriales, etc.

Esperamos que disfruten de su paso por aquí, lo utilicen como un sitio de consulta y lo difundan entre los posibles interesados.
Los saludamos e invitamos a sumergirse en este virtual
Rincón del Infinito.
"Entonces, a no gemir, mi lejano palmar,/ cuando yo muera,/ porque somos un pormenor de presencia de lo/ inmortal."

jueves, 30 de julio de 2009

Revista Criterio - Julio 2009

Nº 2256 » Julio 2009
Francisco Madariaga
por De Vita, Pablo


El blanco océano gira en mi corazón / mientras canta el otro océano de plata amarilla / que se desprende de las aguas del sol observaba en uno de sus más hermosos poemas Francisco Madariaga, fallecido en la madrugada del domingo 24 de septiembre. Ese auténtico criollo del universo tal como tituló a esos versos - fue uno de los últimos grandes poetas argentinos que comenzaron a publicar en los años cincuenta. Fuente: http://www.revistacriterio.com.ar/cultura/francisco-madariaga/

(Lea el texto completo)


Madariaga, que había nacido el 9 de septiembre de 1927 y llegó a Buenos Aires a los catorce años proveniente de su Corrientes natal, subraya en sus lineamientos poéticos una búsqueda de raíces, de procedencias, que será el común denominador de toda su poesía y que se entronca, de manera muy peculiar, con las vivencias de la gran ciudad junto a las del campo, polos temáticos de su obra.

El contacto con la ciudad fue, asimismo, su ingreso en el universo literario: Yo no estaba ni remotamente vinculado a la literatura; solamente por algún libro que mi padre tenía, porque era un gran lector de poesía en sus épocas de estudiante de veterinaria en La Plata; pero eso era un hallazgo y una casualidad. Y añade: A los 14 años, con mi arribo a Buenos Aires y mis estudios en el Colegio Nacional, comencé a conocer a jóvenes poetas y luego aparecieron en mi vida los nombres de Enrique Molina, Olga Orozco, Oliverio Girondo, Aldo Pellegrini y muchos otros”.

Esos nombres, inmortales ya en la historia de la literatura rioplatense, son los fundamentales para el poeta. Algunos de ellos, como Pellegrini y Molina junto a Carlos Latorre y Juan Antonio Vasco constituyen, desde las páginas de A partir de cero y de Letra y línea, la poesía de vanguardia. Madariaga, emparentado desde su actitud poética con Arthur Rimbaud, nunca asume plenamente el título de surrealista con el que muchos ámbitos de difusión cultural de dispar envergadura han tratado de clasificarlo.

Sin embargo, A Partir de Cero se ubica claramente en el tercer momento del surrealismo en la Argentina, representado en las páginas de los escasos números de la publicación dirigida por Enrique Molina que convive, desde 1953, con Letra y linea, dirigida por Aldo Pellegrini.

Un joven Madariaga fue testigo de la traducción que realizaba Enrique Molina junto a Oliverio Girondo de Una temporada en el Infierno de Arthur Rimbaud: Rimbaud parecía que escribía en español por la fuerza, la fuerza del idioma que no observa el francés, eso decía Oliverio mientras lo estaban traduciendo.

Había conocido a Oliverio Girondo en 1954: Caminaba por la calle Florida y me lo presentó el poeta y crítico Aldo Pellegrini; iban otros amigos más junto a él y conmigo…si no me equivoco Enrique Molina, Julio Llinás, Carlos Latorre. Cuando Oliverio, que iba vestido de blanco, me miró a la cara y me dijo: ¡ Caray ! Qué cara de comisario de campaña que tiene usted compañero. Compañero me lo dijo al viejo modo criollo, y entramos al Jockey Club que estaba en Florida y Viamonte en aquella época. Luego empecé a frecuentar su casa donde hacía inolvidables reuniones que duraban toda la noche y fuimos muy buenos amigos .

En ese mismo año, el primer libro de Francisco Madariaga, El Pequeño Patíbulo, refleja en su escritura la apertura de los sentidos, que era su acercamiento mas certero al surrealismo y la explicación de esa dirección de espíritu, que lo acercó al movimiento desde una coherencia mucho más fuerte que la modalidad escritural:
“¿ Y cómo no adoraís a esos hombrecitos que enloquecen de andrajos al final de sus años ? / Demonios de los cristales, con la baba celeste de la demencia en el cerebro / Kleist, Hölderlin, sentáos mis amigos al borde del calor de verano sonriente de mi cama, en mi habitación de luz color de ojos de can colérico al borde del pantano / Mi habitación con el perfume de la luz, dirán los versos de Amigos Peligrosos, poema perteneciente a su primer libro.

Cuando iba a publicar mi segundo libro, Las Jaulas del Sol, se lo llevé a Oliverio Girondo, sobre todo por razones sintácticas; había cosas de la sintaxis que no dominaba bien, y Oliverio con un lápiz inmenso, grande, tipo carbón, me hizo unas enormes correcciones de sintaxis. Eso lo recuerdo de él, también me las hizo Olga Orozco, pero no en el sentido de los versos, sino de la sintaxis diría.

A su primera época, de la que dan cuenta sus dos primeros libros, Raúl Gustavo Aguirre la definió como la coherencia de una pasión salvaje que desliga las palabras de sus relaciones habituales para someterlas a un nuevo y sorprendente sentido. Madariaga a lo largo de más de 40 años de poesía ha sabido realizar con singular maestría un envidiable juego de contrapuntos de naturaleza casi dialéctica, no sólo en función de los versos que componen un poema, sino también en relación de contigüidad con los restantes que integran un libro y de proximidad con las demás ediciones, otorgándole a su obra un notable sentido de coherencia y riqueza analítica. Daniel Freidemberg observa con inteligencia que: Podría hablarse de un cierto expresionismo, si por tal se entiende el quiebre de las normas y costumbres de la lengua para adecuarlas a la expresión de aquello que de otro modo no podría ser dicho.

En su poesía, Madariaga encontró el paraíso y ése es el reflejo de su Corrientes natal, con esteros, gauchos y hadas en esos esteros: Una porción del planeta que me llenó de imágenes y me obligó a transmitirla, mal o bien. El paisaje (o PAISAJE en mayúsculas, como reza Cuenca del Plata”que integra Resplandor de mis Bárbaras) encontró en la región del nordeste argentino a su interlocutor más certero, desde El Pequeño Patíbulo hasta Sólo contra Dios no hay veneno pasando por Tembladerales de oro, Aguatrino, Llegada de un Jaguar a la Tranquera, Una Acuarela Móvil y Aroma de Apariciones, por sólo citar algunos títulos que transmitieron las vivencias de un protector de palmares y de garzas. Madariaga quiso ser un engranaje entre la naturaleza y los hombres y en País Garza Real nos dice: Un Puente de agua rosada cantando, / y la infinitud será también mi País Garza Real / Me llevaré una comarca de esteros, lagunas, palmares, / Y unos labios, unos ojos, mis caballos.

Quienes lo conocimos, supimos que su persona era como la naturaleza en sus relatos: no embellecida artificialmente, por el contrario, aferrada a esas inocencia y limpieza de espíritu siempre presentes en los primeros años de la vida. Al citar a Epicuro en País Garza Real”dice: Cuando no esté no estará la muerte. Y ahora que estoy yo no la conozco. En el mismo texto, la sabiduría de la palabra natural y corrosiva se hace presente: Desilusión no es muerte / es el camino hacia el encantamiento. El poeta, desde este libro, como señala Elizabeth Azcona Cranwell, accedió a un tercer estado del espíritu en el que los contrarios dejan de existir. Francisco Madariaga que colaboró en 1977 con la página de poesía de CRITERIO- en vida y obra quedará en el recuerdo como el estallido de la mirada limpia que refleja, en su luz y en su sombra, la belleza de lo real.

Fuente: http://www.revistacriterio.com.ar/cultura/francisco-madariaga/

No hay comentarios:


(click en la imagen)

(click en la imagen)

IX Festival Internacional de Poesía en Medellín - Revista Prometeo

(PARTE 1) Entrevista en la Universidad Nacional de Entre Rios-Concepción del Uruguay 1997

(PARTE 2) Entrevista

(PARTE 3) Entrevista

AGRADECEMOS PROFUNDAMENTE LA GENTILEZA DE LA SECRETARÍA DE EXTENSIÓN UNIVERSITARIA Y CULTURA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE ENTRE RÍOS POR LA AMABILIDAD EN FACILITARNOS ESTE MATERIAL DE SU ARCHIVO. AGRADECIMIENTO ESPECIAL AL SR. HUGO LUNA, EL ENTREVISTADOR, QUE SE CONTACTÓ POR MEDIO DEL BLOG Y GESTIONÓ LA POSIBILIDAD DE CONTAR CON ESTE MATERIAL.

(PARTE 1) Recitado en la Universidad Nacional de Entre Ríos-Concepción del Uruguay 1997

(PARTE 2) Recitado

(PARTE 3) Recitado

Audio: Un adelanto de la nueva sección

Fuente: Francisco Madariaga, El tren casi fluvial (poemas en cassette), 1990, Ediciones Circe-Último Reino. Digitalizado a cd y facilitado por Daniel Chirom.

Novedad editorial 2009 Antología: "UN PALMAR SIN ORILLAS" (Ediciones en Danza)

En 1998, dos años antes de que falleciera uno de los más grandes poetas argentinos, Francisco Madariaga, aparecieron editados, casi maratónicamente, sus últimos cuatro títulos. Luego sobrevino el inexorable silencio que la literatura argentina reserva a sus grandes figuras, que ocasionalmente vuelven a redimirse con publicaciones en el extranjero. Afortunadamente, con el lanzamiento de Un palmar sin orillas, el destino permitió que un sello argentino rindiera el tributo necesario a una obra ineludible. Esta aguardada antología recopila poemas de todos los libros publicados por Francisco Madariaga, seleccionados por Javier Cófreces y Eduardo Mileo, con la cooperación de la poeta Élida Manselli, y además ofrece un dossier fotográfico del genial “Criollo del universo”. Fuente: http://www.edicionesendanza.com.ar/novedades/novedades.html - -
-
-

NOTAS PERIODÍSTICAS ACERCA DE:
"Un palmar sin orillas"

Haga click ---->
http://franciscomadariaga.blogspot.com/2009/07/notas-acerca-de-un-palmar-sin-orillas.html
-
-
-Madariaga no cantaba el paisaje, tenía “ese nativo puro que arroja paisajes por la nariz”, Madariaga era el paisaje.- L.M.

Francisco Madariaga Blog en la Revista Ñ del Diario Clarín (18/04/09)

Generación Abierta en radio - 31/10/09 - Entrevista acerca del blog

Emisión 111 del 31 de Octubre de 2009. Voces de la Memoria: Francisco Madariaga, en la voz de Lucio L. Madariaga. Diálogo en vivo.